20/12/15

Reseña: Harry Potter y la piedra filosofal - J. K. Rowling





Título: Harry Potter y la piedra filosofal
Autor: J. K. Rowling
Editorial: Salamandra
Encuadernación: Tapa dura
Páginas: 256


Harry Potter se ha quedado huérfano y vive en casa de sus abominables tíos y del insoportable primo Dudley. Harry se siente muy triste y solo, hasta que un buen día recibe una carta que cambiará su vida para siempre.





 Opinión Personal
**********************
Hace unos años me vi la saga completa de Harry Potter y me gustó y por ello decidí hacerme con el primer libro, como tengo mala memoria no recordaba detalles específicos así que no me he liado mucho con libro y película. 

¿Cómo explico la historia de Harry Potter? Esa ha sido mi pregunta durante todas estas semanas después de leer el libro. ¿Qué cuento que no se sepa ya? ¿Qué cuento que no sea spoiler? Así que el resultado de semanas ha sido este:

Harry Potter y la piedra filosofal cuenta la historia de Harry Potter, un niño que creció sin ser querido por su única familia, sus tíos, y su primo, los Dursley.

Desde siempre Petunia Dursley no tenía mucha relación con su hermana Lily Potter, de hecho fingía que no tenía hermana. Un día pasaron cosas muy raras, como ver lechuzas a plena luz del día o mucha gente vestida raramente. El tío Vernon hasta escuchó que hablaban de un tal Harry Potter. Después de eso, y de un accidente que lo dejó con una cicatriz en forma de rayo, Harry Potter, de un año, fue dejado en la puerta de la casa de los Dursley.

“Las cicatrices pueden ser útiles”

Diez años después Harry solo era un estorbo, vivía en el hueco de la escalera y la ropa era la que no le iba a su primo, y su abusón, Dudley, que era mucho más gordo que él.
Cómo Harry no tenía amigos, ni nadie que le quisiera, fue raro que un día le llegase correspondencia, y viendo que quien la enviaba no respondía seguía enviando más cartas, tío Vernon siempre se las quitaba de las manos hasta que, el día anterior al cumpleaños de Harry, decidió irse a otro lugar para que no se las enviasen más. Pero el mal tiempo hizo que se quedasen en una cabaña, en mitad del bosque.

Pasada la media noche, siendo ya el cumpleaños de Harry, fuera de la cabaña hubo un ruido y después un hombre gigante y barbudo derribó la puerta. Se presentó como Hagrid y le dio a Harry, por fin, una de esas cartas que no le paraban de llegar. En ella, ponía que había sido admitido en Howarts, la mejor escuela de magia. Ya por la mañana fueron primero a recoger la herencia de Harry al banco Gringotts, dirigido por gnomos, y a por una cosa para Howarts, y luego fueron a una calle mágica a comprar lo básico para esa escuela, una barita, una capa, libros, y hasta un animal, que Harry decidió comprarse a una lechuza y llamarla Hedwig.

Debía coger un tren para ir Howarts, pero el tren estaba en el andén 9 y ¾, él no sabía cómo ir allí ya que solo se veía el 9 y el 10, hasta que encontró a una familia que le ayudaron a traspasar el muro de pared, entre el 9 y 10. Uno de esos hijos era Ron Weasley, el quinto de una familia de magos y, por ello, heredor de barita y capas, con quien compartía asiento. También conocieron a Hermione Granger, una chica que hablaba mucho y muy sabelotodo ya que, al ser sus padres muggles, que no son magos, quería encajar y se aprendió todos los libros. Y a Neville, un chico torpe, a Draco Malfoy, que por ser hijo de quién es se cree superior, y sus esbirros Crabbe y Goyle.

Para entrar a Howarts primero deben pasar por el sombrero seleccionador que decide a qué casa debe ir cada uno, Gryffindor (a la que todos quieren estar), Slytherin (a los que pocos, contando Malfoy, quieren estar), Hufflepuff y Ravenclaw.

Harry Potter, Ron y Hermione, y a veces Neville, viven algunas aventuras cómo encontrar a un pero de tres cabezas custodiando algo que intuyen que tiene que ver con lo que Hagrid recogió del banco Gringotts. También Harry se convierte en el jugador más joven de Quidditch, un deporte como el fútbol americano pero subido a escobas mágicas.

“La verdad. Es una cosa terrible y hermosa, y por lo tanto debe ser tratada con gran cuidado.”

Si cuento más cosas sería demasiados spoilers. Sólo voy a decir que… nada es lo que parece.
Pero he de contaros un poco sobre quién tiene que ver con la cicatriz de Harry Potter, Voldemort o El-Que-No-Debe-Ser-Nombrado, un ser malvado que tiene una aparición estelar casi en las últimas 50 páginas, ya que las 100 primeras páginas es la historia de Harry.

La verdad es que con tanto nombre me he liado un poco y que los capítulos tengan entre 20-30 páginas me ha hecho el libro que sea muy largo.

Harry Potter y la piedra filosofal es un libro ideal si lo que te gusta es el mundo de la magia y entretenido, de cómo un niño solitario pasó a convertirse en una leyenda.

 
¿Os habéis leido Harry Potter?
¿Que os pareció?